Donation Paypal Button

domingo, 7 de octubre de 2007

La indecisiones: El corazón o la razón

Usted puede decidir leer este artículo o no. También yo tuve que tomar la decisión de escribirlo. Y podría haber sido que no lo hubiera hecho.
Usted puede decidir comer carne o pescado. Ir a cine o al teatro. Leer tal o cual revista. Comprar vino, cerveza. Estudiar diseño o ventas. Dormir todo el día o madrugar para ir a trabajar. Salir con un/a amigo/a o salir con otro/a. mantener una relación amorosa o no hacerlo.
Pero siempre tiene que decidir algo. A los que NO deciden, les empuja la vida. No saben porqué quieren tal hombre o tal mujer; simplemente se casaron con él o ella. No saben porqué estudiaron arquitectura, si lo que les gustaba era medicina. Se preguntan todavía porqué se fueron a vivir tan lejos de su casa, si les hace tanta falta la familia. Dudan cuando les preguntan porqué se quedaron embarazadas a los 16 años, de aquellos muchachos que no volvieron a ver. Piensan que la vida les debe todo, que Dios no les puede abandonar y que la suerte les tiene que sonreír. Lo dejan todo en manos de "algo" externo ajeno a ellos/as para que dirija su destino.
Quienes no toman decisiones no imprimen nunca sus huellas ni en la arena ni en el lodo, ni en ningún otro material. Pero siempre hay otros que lo hacen por ellos. Son otros los timoneles de sus vidas: El muchacho que induce a otro a fumar; el joven que decide que su novia tiene que abortar; el padre o la madre que deciden que su hija se casará con determinado hombre; el niño que manda su compañero a realizar una fechoría en el salón de clase; el jefe que manipula a empleados para que digan o hagan lo que va en contra de su moral, creencias o sentimientos. La chica apegada a una relación del pasado que bloquea sus emociones actualmente y sigue los consejos de un amigo para que lo vuelva a intentar a ver si funciona. Todos ellos toman decisiones en lugar de otros, simplemente porque los interesados NO deciden o NO pueden decidir.
Decidir es uno de los aprendizajes más importantes de todo ser humano,
ya que permite adquirir responsabilidad y un sano juicio. Cuando decide, recibe los efectos de esta decisión buena o mala y tiene que hacer frente a lo que pueda pasar a raíz de su opción (tiene que responsabilizarse). La experiencia adquirida con los resultados del cúmulo de sus decisiones lo capacita (más tarde) para acertar cada vez más en las alternativas venideras.
En los negocios es imperativo TOMAR DECISIONES. Esto marca la diferencia entre el empresario y sus empleados: todas las decisiones difíciles y trascendentales le corresponden al patrón. Es por eso que está en la conducción de su negocio. Debe dirigir la empresa hacia las metas propuestas, así como velar por la salud financiera, comercial y humana de su actividad.
Aunque el empresario disponga de cientos de datos estadísticos, otras informaciones y encuestas, habrá situaciones en las que tendrá que decidir algo a riesgo de equivocarse, pero entre más pronto lo haga, mejor será. Pues las mejores oportunidades no suelen llegar dos veces. Puesto que el mundo cambia tan rápidamente, la persona que no teme decidir siempre tendrá una ventaja competitiva.
¡Decídete ya! Termina esa relación que te amarga su vida... Cambia de rutina... Practica un deporte... Tómate unas vacaciones... Pon en ejecución tus ideas para el montaje de esa pequeña industria... Matricúlate hoy mismo en ese curso que te conviene. Inicia esa experiencia amorosa que tanto te aporta y que genera esa sensación extraordinaria en el estómago...No dejes para mañana lo que puedes perdonar hoy.
Los hombres y las mujeres de acción usan las equivocaciones para corregir el rumbo y triunfar. Los indecisos toman las equivocaciones como excusa para justificar sus fracasos....


Me contaba una de las personas asiduas a este blog algunas cosas sobre su vida que sirven de ejemplo para el capítulo de hoy y que me voy a atrever (con su permiso) a reproducir:

"Muchas veces me pasa, que cuando más calmadas o estables parecen
estar las cosas, más me planteo si las hago como las debería hacer, o si podría cambiar algo. Y es que tengo pánico a la rutina, a no avanzar a nivel personal o profesional, a estancarme…
Quizá ahora las cosas no me vayan del todo mal, del trabajo no me quejo, mi familia y amigos están todos mas o menos bien, y eso hace que en mi vida tenga relativa calma, tranquilidad.
Este año voy a hacer seis años ya viviendo en Madrid, que ya es tiempo, pero cada día noto que me quedan menos cosas que hacer aquí. Es como tener una naranja y exprimirla, hasta que ya no da mas zumo, pues últimamente es lo que creo que estoy viviendo. Tengo ganas de cambiar, de tener nuevos retos y objetivos, perseguir nuevos sueños, conocer y disfrutar situaciones nuevas y diferentes… quizá eso no signifique que
deba cambiar mi ciudad de residencia, o quizá sí.
Mi vida no es precisamente aburrida, cada día tengo mil cosas que hacer de trabajo y otros menesteres, pero no siento en muchas de las cosas que hago a diario satisfacción personal, y eso hace que muchas de mis actividades las haga con apatía, lo cual puede convertir algunas situaciones en infiernos.
Muchas veces es cuestión de hábitos y costumbres, variar algunas de ellas, y así se pueden enriquecer muchos aspectos personales del día a día. Es más, creo que trabajo demasiado, y eso me deja poco tiempo para disfrutar de pequeños hobbies, o para disfrutar de más tiempo de calidad para mi. No lo sé. Debo analizarlo en más profundidad para saber cual realmente es la fuente de mi falta de entusiamo para enfrentarme a ciertas tareas rutinarias y diarias, y buscar una forma de convertirlas en algo mas ameno.
Sigo soñando… y por eso nunca es suficiente. Y en el fondo eso me gusta. Me hace sonreír, porque me siento vivo, alegre, y siento que sigo siendo
igual de impulsivo que cuando llegue a Madrid. El no tener miedo a los cambios, es más, el buscar cambios en la vida creo que es algo favorable.
Y para ello, es necesario soñar, y yo quiero seguir soñando, ser capaz de cambiar las cosas. Quiero mirar hacia atrás cuando sea un anciano y recordar mi vida entera como algo increible y cargado de sensaciones y experiencias, sentir que he vivido mucho, y no pensar que la rutina y los patrones comunes socialmente admitidos me doblaron las rodillas y me obligaron a vivir cabeza baja, haciendo y deshaciendo día tras día lo mismo hasta el día de mi muerte.
Por eso, seguiré soñando y persiguiendo esos cambios, porque es la mejor forma que conozco de vivir."
Añado yo aqui una frase de Shakespeare muy significativa: “Estamos hechos de la misma materia de los sueños y un sueño sella nuestra exigua vida”

A veces las resistencias a cambiar, el miedo al cambio nos hace aún más vulnerables....por eso esta vivencia que reproducimos nos lo deja bien a las claras. Es un ejemplo en positivo de cómo podemos encarar nuestra vida.

La clave esta en nuestra inteligencia emocional. Para ello has de volver a refrescar el capítulo de la inteligencia emocional : http://ayuda-psicologia.blogspot.com/2006/12/la-inteligencia-emocional.html


Imagínese que tiene cuatro años y alguien le hace la siguiente proposición:
Si espera a que esa persona termine la tarea que está haciendo, podrá recibir dos bombones de obsequio. Si no puede esperar sólo conseguirá uno, pero podrá recibirlo de inmediato. Este es un desafío que sin duda pone a prueba el alma de cualquier criatura de cuatro años, un microcosmos de la eterna batalla que existe entre el impulso y la restricción, el yo y el ego, el deseo y el autocontrol, la gratificación y la postergación. La elección que hace el niño constituye una prueba reveladora; ofrece una rápida interpretación no sólo del carácter, sino también de la trayectoria que probablemente seguirá a lo largo de su vida.
Tal vez no exista herramienta psicológica más importante que la de resistir el impulso. Es la raíz de todo autocontrol emocional, dado que las emociones -por su naturaleza misma- llevan a uno u otro impulso a entrar en acción. Este ejemplo muestra lo fundamental que resulta la capacidad de contener las emociones y, de ese modo, demorar el impulso.
  • Se ha demostrado que estas personas que logran controlar ese impulso inicial son personalmente eficaces, seguros de sí mismos, y más capaces de enfrentarse a las frustraciones de la vida. Tenían menos probabilidades de derrumbarse, paralizarse o experimentar una regresión en situaciones de tensión, o ponerse nerviosos y desorganizarse cuando eran sometidos a presión; aceptaban desafíos y procuraban resolverlos en lugar de renunciar, incluso ante las dificultades; confiaban en ellosde mismos y eran confiables; tomaban iniciativas y se comprometían en proyectos. Y a lo largo de su vida se muestran casi siempre capaces de postergar la gratificación para lograr sus objetivos. Se muestran más competentes en su rendimiento académico y en el trabajo: más capaces de expresar sus ideas en palabras, de utilizar y responder a la razón, de concentrarse, de hacer planes y llevarlos a cabo, y más deseosos de aprender. Aún más asombroso resultó el hecho de que en pruebas específicas sus puntuaciones son mayores en sus pruebas de aptitud académica o de rendimiento laboral.
  • Sin embargo aquellas personalidades que no controlan esos impulsos (que cogerían el bonbon desde niños) muestran más inclinación a rehuir los contactos sociales; a ser tercos e indecisos; a sentirse fácilmente perturbados por las frustraciones; a considerarse ‘malos’ o inútiles; a aportar actitudes regresivas o quedar paralizados por el estrés; a ser desconfiados y resentidos por no ‘obtener lo suficiente’, a ser propensos a los celos y a la envidia; a reaccionar de forma exagerada ante la irritación con actitudes bruscas, provocando así discusiones y peleas.
Pero también hay personas que no lo tienen fácil. Reconocer nuestros sentimientos, y poner en funcionamiento nuestra inteligencia emocional, tampoco es fácil para los llamados alexitimicos: aquellos que no saben reconocer sus sentimientos. Estas personas tienen dificultades a distintos niveles....

La alexitimia se define como la incapacidad para expresar verbalmente las emociones debido a que estas personas no son capaces de identificar lo que sienten, entenderlo o describirlo. Se estima que el 8% de los hombres y el 1,8 % de las mujeres son alexitímicos, así como el 30 % de las personas con problemas psicológicos. Existen tambien diversos grados de alexitimia: personas que sufren una mayor intensidad y que tienen todos los síntomas y aquellas que sólo tienen algunos de los rasgos que describimos.

Características de la alexitimia:

1. Dificultad para identificar emociones y sentimientos. Estas personas tiene problemas para diferenciar una emoción de otra. Por ejemplo, no saben con seguridad si lo que sienten es miedo o ira. Esta incapacidad no se da sólo respecto a los propios sentimientos, sino que también tienen dificultades para identificar las emociones en los demás (en sus voces, expresiones faciales, posturas).

2. dificultad para describir emociones y sentimientos. Les resulta imposible describir lo que sienten y describir a otras personas todo lo referente al ámbito subjetivo y de los afectos.

3. Dificultad para diferenciar los sentimientos de las sensaciones corporales que acompañan a la activación emocional. Las emociones suelen ir acompañadas de síntomas fisiológicos, como sudoración, aceleración de ritmo cardiaco, etc. Los alexitímicos atribuyen estas manifestaciones fisiológicas a síntomas vagos o los confunden con la emoción misma. Cuando siente emociones intensas, esta persona describe simplemente un malestar físico de un modo impreciso.

4. Reducida capacidad de fantasía y de pensamiento simbólico. Suelen tener un pensamiento concreto, con problemas para el manejo simbólico de las emociones. Su forma de hablar es monótona, parca y sin matices afectivos. Apenas gesticulan ni introducen cambios en el tono de voz, se sientan de forma rígida y su semblante es inexpresivo.

5. Preocupación por los detalles y acontecimientos externos. En su lenguaje apenas existen referencias abstractas y simbólicas, sino que se limitan a describir detalles concretos, sin un tono afectivo
6. Utilizan la acción como estrategia de afrontamiento en situaciones de conflicto. El modo de resolver un estado emocional desagradable en estas personas, consiste en la realización de conductas directas. Tienen una orientación de tipo práctico y un escaso contacto con su realidad psíquica.

Identificar la alexitimia: La persona alexitímica va a presentar una serie de conductas en su vida diaria que pueden dar una pista acerca de la posible existencia de alexitimia:
• Tienen problemas para hablar de sus emociones.
• Son percibidos por los demás como excesivamente lógicos o poco sentimentales o amistosos.
• Se sienten perplejos por las reacciones emocionales de los demás.
• Rara vez tienen fantasías.
• Su reacción al arte, literatura o música es de muy baja intensidad.
• Toman decisiones de acuerdo a datos, sin tener en cuenta los sentimientos.
• Padecen ocasionalmente alteraciones fisiológicas a las que no encuentran explicación, como palpitaciones, dolor de estómago.
¿Carecen los alexitímicos de emociones? Estas personas no carecen de emociones. No obstante, no son conscientes de las expresiones fisiológicas de las emociones o no entienden su significado emocional. Es decir, no saben, por ejemplo, que las palpitaciones que están sintiendo se deben a la ansiedad. Sin embargo, cuando la causa y la naturaleza de la emoción es obvia, pueden tener emociones como cualquier otra persona. Las emociones intensas tienden a tomarlos por sorpresa y pueden tener problemas para limitar su expresión. Así, sus escasas manifestaciones emocionales, tienden a ser explosivas, bruscas e incontroladas. A veces pasan de no llorar nunca a un lloro incontrolable e intenso durante días...sin saber reconocer con precisión sus emociones;sólo saben que se sienten mal.

Las emociones y la toma de decisiones
Las emociones son muy importantes a la hora de tomar decisiones con efectividad. Esto es debido a dos factores principales:

1. Las emociones juegan un papel fundamental para determinar nuestras metas en base a lo que nos agrada o desagrada (una persona podría rechazar un puesto de trabajo porque la oscuridad o ruido elevado del lugar le produce una emoción desagradable). Si no somos capaces de reconocer nuestras emociones e interpretarlas, no estaremos utilizando una información muy valiosa. Los alexitímicos basan sus decisiones en razones prácticas, no sentimentales ni hedonistas, de modo que llevan vidas menos gratificantes y placenteras (aceptará el trabajo en el lugar oscuro y ruidoso porque el suelo es bueno, y una vez allí empezará a sufrir los efectos nocivos del ambiente de trabajo).

2. El sistema emocional utiliza un modo diferente de procesar la información que el sistema intelectual. Es más holista y distribuido, se especializa en reacciones rápidas y funciona de un modo automático, basado en el conocimiento adquirido en experiencias previas. En cambio, el intelecto progresa paso a paso, según una secuencia lógica, pero requiere mucho más tiempo para procesar la información y puede dejar de lado información importante. Ambos métodos tienen sus ventajas y sus desventajas y la mayoría de las personas utiliza los dos en la toma de decisiones o utiliza el que considera más adecuado en cada momento. Los alexitímicos utilizan sólo el sistema intelectual, no son intuitivos y se ven fácilmente abrumados por tareas prácticas o razonamientos interminables. Por ejemplo, si quieres comprar un coche y no eres capaz de decidirte al analizar las prestaciones de diversos modelos, es posible que optes por el que te produzca una sensación más agradable, mientras que el alexitímico no hará esto y seguirá teniendo problemas para tomar una decisión. Los alexitímicos suelen ser muy indecisos cuando han de tomar decisiones respecto a preferencias personales. Al no ser capaces de decidir en función de la emoción que algo le inspira, pueden tender a buscar la opinión de los demás y decidir en base a eso.

Cuéntanos aquellas experiencias que consideres que son importantes sobre cómo has tomado decisiones o sobre las dificultades que tienes para tomarlas....




7 comentarios:

elemento3000 dijo...

Te felicito por tu blog, esta muy interesante. Quisiera pedirte que publicaras algun artículo sobre los sueños, la manera en que éstos reflejan la personalidad, los anhelos y las dificultades de las personas, y tambien si se puede usar el contenido de los sueños para tomar decisiones.

Saludos.

Anónimo dijo...

Hola, en primer lugar enhorabuena por su blog, oye que interesante! Supongo que ha sido usted quien estaba hablando por la radio esta mañana. Le he escuchado y despues, dado mi interés ha visitado el blog.
Lo cierto es que me siento bastante identificado con todo esto y especialmente con la alexitimia, pues cada vez noto mas la dificultad que tengo para expresar emociones y sentimientos, escuchar al corazón en lugar de a la razón y todo esto.
En mi entorno laboral a menudo no me encuentro bién y me da la impresión de que hasta ahora me he guiado por aspectos prácticos (status, prestigio, etc) para llegar a donde estoy y que jamás he detetado lo que realmente quiero hacer en la vida, sencillamente porque no tengo esa capacidad para escuchar al corazón. Es decir, tengo problemas para saber lo que realmente me gusta en la vida y me he dirigido siempre a lo que a otros les gusta, a lo normal, lo lógico, práctico, tradicional, etc, quizás porque esa es la educación que he recibido.
Algún consejo para como se puede escuchar mas al corazón y menos a la razón?

Gracias y un saludo,

sritamarcela dijo...

me gusto mucho el articulo, y me es grato decirle que me ha ayudado mucho ahora que estoy en una encrucijada sobre que trabajo elegir, tengo miedo a que estando ahi no me agrade, y creo que es un buen consejo el dejarse llevar un poco por el sentimiento que te produce o por que realmente te guste.
Yo si tengo problemas de decision, una vez me tarde media hora en eligir un color de sabanas, libretas de escuela, y cosas absurdas como esas.

Anónimo dijo...

HOLA:
A QUIEN LEA ESTE COMENTARIO.
ME LLAMO ALEXANDER MOLINA TENGO 27 AÑOS, MI PROBLEMA ES DE TIPO SENTIMENTAL, A MI EDAD E TENIDO VARIAS RELACIONES ..PERO SOLO 3 DE VERDAD, EN LAS DOS PRIMERAS ME A IDO MAL,Y EN ESTE TERCERA EN LA QUE ME ENCUENTRO ESTOY PASANDO POR UN MOMENTO CRITICO,MIS PROBLEMAS SON VARIOS ..NO SE SI ES QUE LE DUMUESTRO MUCHO A LAS PERSONAS O SI ES MIEDO A QUE ME ABANDONE LA PERSONA QUE AMO, PUES CREO QUE SOY ALGUEN QUE EN POCOS MPALABRAS Y MODESTIA APARTE NO DESMERESCO ...SOLO QUSIERA SABER COMO HAGO PARA NO SENTIR O COMO ABANDONAR MIS MIEDOS , O TAL VEZ,,POR LO QUE DEMUESTRO TANTO LAS PERSONAS ME LA MONTAN, DE VERDAD NECESITO AYUDA, SI ALGUEN ME PUEDE AYUDAR POR FAVOR ESCRIBAME AL CORREO CHATRUCZ11@LIVE.COM,, POR FAVOR AYUDENME ..NECESITA SALIR DE LA DEPRESION.
DE ANTEMANO MUCHISIMAS GRACIAS POR LA ATENCION PRESTADA.

Erika Lazo Pérez dijo...

Ahora estoy en una encrucijada y me da coraje no tener claridad para decidir. Es el temor o la inseguridad? son los golpes fuertes que me dio la vida? o la inmadurez?. No lo se.. pero no quiero seguir así. En fin... Gracias...tu blog me sugierió ideas que debo tener presente.

Anónimo dijo...

Hola, muy interesante el blog, pero las letras amarillas sobre el fondo blanco no las puedo leer muy bien, tendrias que haber puesto un color más fuerte, es una observación para que la tengas en cuenta, saludos

Anónimo dijo...

Hola muy buen tema. Te cuento que me considero 70% lógica y 30% sentimental. Día tras día hago lo posible para controlar mis sentimientos y mis decisiones sean lo más racional posible y hace pocas semanas lo aplique al aceptar una relación con alguien que salia de una relación y que estaba todo fresco, decidí aceptar y luchar y comprender que todavía quería a su ex pero pude entender que él es un hombre excepcional y que debo aceptar el reto. Me propuse tener paciencia y comprender pero lamentablemente para él los recuerdos de la ex son fuertes y lo que había decidido conmigo no lo pudo mantener.mmmmm fui tan conciente y al mismo tiempo sabiendo que quería estar con él y ahora se quedó en nada xq él no puede con.sus recuerdos. Sus comentarios ...