Donation Paypal Button

domingo, 24 de diciembre de 2006

Las comidas/Cenas de empresa en la Navidad




Muchas personas viven en estos días las llamadas "comidas de empresa". Con la crisis se redujeron, pero vuelven con intensidad. Una oportunidad para confraternizar con los compañeros/as, pero que a veces se convierten en un autentico calvario, o bien tienen luego consecuencias difíciles de sobrellevar entre las personas que luego comparten un puesto en la organización con unos roles muy definidos.
Los preparativos
En primer lugar la elección de la fecha y el lugar son dos decisiones determinantes y selectivas. Ya la fecha, tras el puente de la Inmaculada casi siempre y antes del tradicional día de la loteria, se vuelve muy selectiva. El día de la semana es la clave. Si es viernes ya determina que se encuentra en medio de un solaz de diversión importante. Las preguntas más frecuentes de los asistentes cuando van a inscribirse en la misma son de que se hace con el resto de la familia (la pareja no asiste por lo general, salvo que trabaje en la empresa, y eso tiene un alto significado posterior), donde se colocan los niños, la hora de vuelta, la negociación con la pareja citada de las horas de ocio disponibles, etc. . Esa decisión va a acompañada cada vez más de la del atuendo que ese día servirá de ornamento a nuestras habilidades sociales. La imagen es clave para la comunicación y ese vestido/traje puede que ya no esté para una comida que puede ser importante este año. Allí aparecen los trajeados, los dandys que ese día pondran todas sus armas al servicio de nuevas aventuras o de asignaturas de seducción pendientes, los desvencijaos que han caido allí después de un dia duro, o la compañera que ese día, peinada, maquillada, arreglada, nos hace un reclamo de atención en toda regla.


El menú concertado este año no se ha estirado mucho porque el presupuesto no da para más..., el restaurante el mismo que el año pasado...

La comida
El desfile, tras la aventura de encontrar transporte o aparcamiento, comienza con averiguar donde es el mejor sitio para sentarse: Que no te den la coña, que tengas al lado a alguien que sea divertido, interesante, o lo que otros persiguen: estar al lado de alguien que tenga poder. O al lado de quien se pueda ligar. Esa ya es la cuarta decisión. Quizá la más clave para el desarrollo de la comida (aunque siempre- en los postres- podrás levantarte y cambiarte de sitio).

Una vez todo colocados, sentados en su lugar, las miradas, las sonrisas, las complicidades y guiños, las manifestaciones y reconocimientos de guapuras y elegancias, se comienza a beber y devorar con fervor y pasión todo aquello que pasa por la mesa. El alcohol comienza a hacer lentamente su efecto y la comunicación se va relajando como los nudos de corbata que ya van flojeando en los cuellos.

Perfiles de los/as comensales

En las comidas de empresa siempre adoptamos un determinado perfil. Distinguiremos varios perfiles en la comida para identificar (se):

1.- El lider : Ejerce de serio/a, está en el centro y da cohesión y sentido a la comida. Sin él/ella no seria lo mismo.

2.- Los/as pelotas: están continuamente haciendole llegar al jefe halagos y le rien la gracia permanentemente. Son necesarios para mantener la autoestima del jefe y para dejar que la comida -la divertida- siga sus cauces sin interferencias.

3.- Los/as intelectuales: La comida la aprovechan para reflexionar sobre la evoluxción de la empresa este año y los puntos fuertes y débiles de la misma. Hablan de estrategias del año que viene y de cambios. Aburridisimos y de relación cerrada.
4.- Los "fuera de juego": Se pasan la comida/cena mirando de un lado para otro y no logran mantener una conversación más que con alguien que les ha tocado al lado, sonrien a unos y a otros, pero están deseando acabar. Sus preocupaciones están fuera de la empresa.

5.- Los graciosillos: Son los que se pasan la comida haciendo chistes y metiendose con los/as más débiles de la empresa. Son generalmente los que ejercen de gracioso oficial.

6.- Los que hacen con la ironia y del humor una comida entretenida: Suelen hablar siempre de sexo, de política, de hombres/mujeres, de roles tradicionales, se rien del jefe, ponen las normas en duda y la empresa patas arriba, y juegan en la comida un rol que nada tiene que ver con su rol habitual. Se transforman. Lo viven como si fuera el Carnaval. El alcohol hace el resto.

7.- Los/as ligones/as: Las que ven en ese día una oportunidad y no cesan de intentarlo con aquella persona a la que ya le habían echado el ojo. Sin evaluar -o quizás evaluando de manera calculada- las consecuencias de una eventual relación.

¿Cual ha sido tu perfil principal en la comida de tu empresa de este año? ¿Y el de tu compañero/a más cercano?
El final
Al llegar los postres, los discursos -que generalmente no por obligados son más interesantes-, y las copas posteriores, el alcohol y las cosas que dias más tarde uno/a se arrepiente por lo que nunca hubo de haber dicho.

Luego el baile...el desenfreno, y las tantas de la madrugada. Y las retiradas: "Una retirada a tiempo es una victoria" decía Napoleón. "Los niños que los tengo con una canguro", o "mi marido está solo con los niños/as",o "me tengo que levantar muy temprano..." o "me voy que me quedan aún tres comidas más y ya estoy estirando la cuerda familiar demasiado"; son las excusas para la retirada más habituales. ¿Cual ha sido la tuya este año?

Las comidas: un mal necesario y una situación que conviene meditar para no hacer algo de lo que luego tengamos que arrepentirnos o para hacer muchas cosas que nos resulten divertidas. Esto último debería ser el objetivo. ¿Ha merecido la pena la tuya de este año?

Respondete tu mismo/a a estas preguntas seleccionando aquella con la que más te identifiquen (envia al post la respuesta, si quieres ):
  1. El mejor invento desde el pan con mantequilla.
  2. El instrumento de tortura más eficiente desde el látigo de 7 colas.
  3. Bien, siempre que sean una vez al año
  4. Bien, siempre que las pague la empresa
  5. Tan guay, que deberían de organizarlas también si no tiene uno empresa que le ladre
  6. Son como las parties de verano, pero todo lo contrario
  7. Uf... todavía me dura la resaca, no me hables
  8. No lo sé...
Es navidad...y son fechas entrañables para pasarlo bien. Este blog se ha querido sumar a estas fiestas con el análisis de las comidas /cenas de navidad con un tono de humor. Perdonenme...