Donation Paypal Button

lunes, 10 de marzo de 2014

"Tenemos que hablar..." "No eres tú...soy yo"

Hoy vamos a dedicar nuestro capitítulo a la convivencia de la pareja. Ya hemos hablado en distintos capítulos sobre los conflictos de pareja , los celos y sobre la comunicación y la ruptura.  
Como decia Woody Allen "Algunos matrimonios acaban bien, otros duran toda la vida"  
Cuando convivimos con nuestra pareja la propia convivencia genera conflictos y problemas de comunicación. Cuando aparece la mitica frase de "Tenemos que hablar..." la pareja sabe que esta es una señal de alarma. Muchos lo interpretan como tal. Algo no funciona. La luz roja salta. Cansado alguno de los dos de emitir señales de que algo no funciona bien, y de que el otro no se entere o no se de por enterado. Otros muchos no se dan por aludidos. Estos últimos cansan a la pareja que vindica una nueva forma o cambios en la relación. El otro se muestra refractario, poco receptivo para cambiar. Es frecuente que la pareja que demanda se canse de hacerlo y ya acabe suponiendo que el intento de diálogo no sirva para nada. Y plantea ya una salida más radicalizada para provocar la hasta entonces inexistente reacción del "otro". 
Hay que saber comprender el porqué de esta forma de actúar y lo que le impulsa al otro a tomar esta decicisón de emprender un camino hacia un punto sin retorno. Porque cuando llega el "tenemos que hablar" es como cuando en un partido de futbol o de baloncesto se concede una prórroga para poder dilucidar el triunfo del amor sobre la ruptura. Pero ya estas palabras en si mismas provocarán una especie de desaliento tanto en quien las pronuncia como en quien las escucha. El cansancio se preludia. Hay como una acumulación de situaciones que se han callado y que ahora pretenden sacarse como un torrente de reproches. La reacción del "otro" es defensiva. A la espera de llevarse el "palo" o el reproche sobre la relación y la culpabilidad.   
Y aqui es donde entra la parte fundamental del sistema de comunicación. Es como el núcleo desde donde todo se comienza a solucionar o a torcer. Se trata de ponerse en el lugar de otro, de saber que puede estar pensando o sintiendo. Hacer un ejercicio de empatía para saber qué se le puede estar pasando por la cabeza a nuestra pareja en estos momentos y que puede estar sintiendo. Se trata de saber que los pensamientos ya han generado emociones. una pregunta sencilla al otro antes de hablar puede ayudar: ¿Como te sientes? Y a partir de ahi esperar, lo que haga falta a que el el otro sea capaz de darse cuenta de su estado y de decirnoslo. A partir de ahi sabrá que le importamos, que le escuchamos y que sus sentimientos cuentan en la discusión.    
La pelicula Closer , pone en evidencia como es importante ponerse en el lugar del otro.  
También hay otros elementos en el contexto que influyen más de lo que parece en la comunicación: 
1) Las prisas: Malas compañeras de la comunicación. Es necesario un tiempo de calidad en la comunicación.
2) El cansancio y la rutina: Llegar cansado a casa del trabajo es uno de los factores más predisponentes a la incomunicación. la rutina también. es necesario romper ese circulo, salir de la zona de confort en la pareja. Por eso es importante desconectar, hacer alguna actividad que nos desenchufe del trabajo para poder hablar. Es necesario buscar un tiempo adecuado en fin de semana, por ejemplo. Dedicar tiempo y lugares para el dialogo. Compartir tiempo libre es fundamental. 
3) La falta de intimidad: La familia y la convivencia dificultan la comunicación, ya que es necesario también tener un espacio de intimidad y protegerlo. Hablar en un espacio donde los demás no entren. es necesario blindar este espacio. La pareja es un trabajo en equipo. No es necesario rivalizar y menos delante de los demás. 
4) Las redes sociales y los moviles: Ultimamente son una barrera importante en la comunicación. es necesario dejarlos de lado para hablar con nuestra pareja. Cultivar ese espacio de calidad en el que nadie , salvo urgencia , interrumpe.   
    
Los pilares de la pareja: Compañia, Recreo y Pasión        
Siguiendo al Psicólogo especialista en terapia de parejas, José Cáceres, en su libro "Reaprender a vivir en pareja" podemos decir que la pareja para funcionar de forma ideal tiene 3 componentes sobre los que tiene que pivotar. tres ejes sobre los que asentar su comportamiento diario: 1) La compañia, es decir, el estar al lado de la persona, sentirse acompañada/o, estar cerca.2) El recreo: Es decir participar de la diversión, de compartir el ocio, la risa, las aficiones y 3) La pasión, el componente relacionado con la atracción pasional para mantener viva la relación. No siempre se dan las tres juntas , ni el en mismo meomento. muy pocas parejas tienen los tres a la vez. Pocas parejas son privilegiadas en ello. Pero es necesario cultivarlo, trabajar estos pilares de la comunicación y de la vida en pareja, en pequeños detalles, en el dia a dia, en la comunicación y en la convivencia. 
    
  Otros errores habituales es que para intentar corregir los deficits que se produce en este equilibrio intentamos producir un cambio en el otro . Y hacemos hincapié en cuestiones del pasado que hemos almacenado y como una bateria de reproches que se parece más a un fuego cruzado lo pasamos al presente. El pasado lo hacemos presente. Cuando eso sucede lo deberiamos limitar. deberiamos pactar que las cosas se hablan siempre en presente y cuando se intentan traer del pasado "sacar tarjeta roja" para no seguir por ese camino del estiramiento de la historia que muchas veces no te llevan a ningún sitio. Si, mejor dicho te pueden llevar al "No eres tu, soy yo" , es decir, a descolgarnos de nuestra pareja. 
Otro efecto letal: centrarnos tambien en las cosas negativas o interpretar cosas negativas de lo que nuestra pareja dice. Para ello mejor nos damos un respiro y vemos las cosas con distancia. Esto implica que hay un transfondo ya de malestar que hemos de profundizar en él. el "no eres tu , soy yo" está más cerca. 
Y finalmente , si los resultados de lo que estamos intentando cambiar no los tenemos rapidamente, a la proxima, nos desesperamos y creemos que no tiene remedio un cambio. Es verdad que existen rasgos de la personalidad dificiles de cambiar, pero siempre hay pequeños casos que van operando poco a poco en el comportamiento del otro. Paciencia porque el comportamiento tarda en cambiar. 
Hay parejas que optan por sacar el poder que tienen sobre el otro para intentar cambiarlo. esto da origen a distintos comportamientos, siempre indeseables, que ahogan aún más la relación. Desgraciadamente hay comportamientos muy arraigados que son dificiles de cambiar. 
Alex Rovira, con el que he podido compartir algún espacio, nos dice claramente que es necesario darnos cuenta que los cambios de raices profundas necesitan su tiempo y pone como ejemplo el bambú japonés, no apto para impacientes. Tienes que plantar la semilla, regarlo y abonarlo, pero durante meses no sucede nada apreciable. En realidad no pasa nada en siete años. Al séptimo, la planta crece 30 metros. Ha necesitado tiempo para desarrollar un complejo sistema de raíces que le permitan sostener las altísimas cañas. 
Si aparece el "mas de lo mismo, una y otra vez" estamos ya ante el desenlace de lo que se ha dado en llamar una crisis de pareja y esto tiene otro tratamiento (lo encontrareis en este enlace) . entonces si que de lleno nos metemos en el "Tenemos que hablar..... No eres tu, soy yo". 


Si te sugiere algo este articulo cuentanos tu experiencia, ayudará a otras personas. Gracias         
         
        

3 comentarios:

vientosur-proyectovida dijo...

Tengo oído el " no eres tú, soy yo", el caso es que a la 3ª vez, y cuando créo tener desechada tanto la palabra culpa, así como la solución rápida volvemos a las andadas, significa muy poco por decir que significa siquiera algo. Pasar de 0 a infinito es una gozada, lo inverso es un golpetón. El bambú japonés, sumado a aquello de que nunca el tiempo es perdido, parece todo un recurso... Buena fortuna, porqué la suerte no está nada claro donde reside.

Alejandro A dijo...

Hola amigos, recientemente lei un libro sobre parejas llamado "El matrimonio que siempre has deseado" y en verdad me gustó y ayudó mucho. Pienso que es muy importante tener una actitud de humildad a la hora de hablar con nuestro conyugue, ya que ir preparado para pelear y responder, no ayuda para nada en la solución de los problemas. Saludos.

Anónimo dijo...

El bambu es una de las plantas que crecen MAS rápido en el mundo ¬.¬. Crecen milimetros cada HORA