Donation Paypal Button

sábado, 24 de julio de 2010

El síndrome del nido vacio

Desde los años setenta se viene hablando del llamado "Síndrome del nido vacio", y se expresa así como una metáfora de los sentimientos que tiene la pareja cuando los/as hijos/as dejan el hogar para emprender una propia y nueva vida. Lo trataremos en el programa de la Octava Planta de la Cadena SER con Purificación Beltrán del lunes 26 de Julio a las 21,30 horas (puedes seguirlo por internet pinchando aqui).
El "Síndrome del Nido Vacío" (wikipedia) se refiere a sentimientos de depresión (ver capitulo de depresión), la tristeza y / o dolor experimentado por los padres y madres y cuidadores/as de los niños cuando alcanzan la mayoría de edad y dejan sus hogares de la infancia . Muchos estudios demuestran que esto puede ocurrir cuando los niños van a la universidad, con el inicio de la vida en pareja, la emancipación o el casamiento. Las mujeres son más propensas a padecerlo que los hombres.  podrían verse afectados , a menudo , cuando el nido se está vaciando , las madres están pasando por otros acontecimientos significativos de la vida así , como la menopausia o el cuidado de padres ancianos. (Ver el blog mujeres de 40) Sin embargo, esto no significa que los hombres son completamente inmunes a Síndrome del Nido Vacío . Los hombres pueden experimentar sentimientos similares de pérdida en relación con la partida de sus hijos. Una nueva etapa se abre en la familia que, a veces, saca a la luz distintos problemas y enfoques de la vida. Por un lado, los/as padres/madres: se quedan solos tras una dedicación a la crianza y educación de los hijos. Unos tienen sentimientos de pérdida y sentimientos depresivos, pero otros, tiwenen un sentimiento de mayor libertad y de una responsabilidad más relajada. De hecho recientes investigaciones han demostrado que las parejas también mejoran su relación y su satisfacción conyugal aumenta. Hay estudios incluso que demuestran que cuando llega un hijo a la relación de pareja el tiempo que ambos se dedican a la relaci´pon baja en 1/3 para dedicarselo al hij@.
Además la llegada de más responsabilidades es también objeto de tensión en la pareja. Según un estudio de la revista "Journal of advanced Nursing" el reparto de las responsabilidades no suele ser equitativo y la mujer suele tener una mayor carga. Y ello provoca tensiones en la relación. Después de tener un hij@ el trabajo en el hogar aumenta tres veces más para las mujeres que para los hombres, lo que implica una carga desproporcionada y una fuente de concflictos. Según un estudio de la Universidad de Maryland  (Mills Longitudinal Study) (recogido en su edición de Enero, 2009 por el NYT) cuando se ha investigado el efecto de los hijos en las mujeres que trabajan, las que dan indices de felicidad conyugal mayor son las mujeres y hombres más mayores que, además, tienen sus hij@s fuera del hogar, sobre todo las mayores de 50 años. Y no porque tengan más tiempo para la relación, sino que ésta es de más calidad.
Por otro, l@s hij@s que se fueron de la casa para afrontar los desafíos de la vida por sus propios medios.  
Hay otro fenómeno en el seno de las familias: Un número cada vez mayor de los hijos adultos de entre 25 y 34 que viven con sus padres en casa . A estos jóvenes se les ha llamado "niños boomerang "y quieren la "responsabilidad limitada de la infancia y los privilegios de la edad adulta" . L@s hij@s también pueden regresar a sus hogares debido a la economía (con la crisis económica ha sido más frecuente este fenómeno), el divorcio, la educación extendida, problemas de drogas o alcohol o las transiciones temporales.
Aqui se muestra el trailer de una pelicula que recomiendo para poder entender mejor lo que puede pasar con este problema que recrea las vicisitudes de una pareja inmersa en el trance del nido vacio.


Lo que ocurre frecuentemente, los sintomas y sus consecuencias  
Ya hemos comentado y hemos citado diversas fuentes que hablan de que cuando una mujer está en la etapa en la vida cuando sus hijos se van, ella también puede estar pasando por otros cambios importantes , como es la llegada de la menopausia o hacer frente al ciudado de sus padres ancianos, sus personas dependientes, que cada vez necesitan más ayuda.
Las investigaciones recientes sugieren que la calidad de la relación padre/madre- hij@ puede tener importantes consecuencias en cualquier momento, pero especialmente en éste. Los padres obtienen un mayor beneficio psicológico en llamada transición a un nido vacío cuando se han desarrollado y mantenido buenas relaciones con sus hij@s. La hostilidad extrema , los conflictos, o el desasosiego en las relaciones padres e hijos pueden reducir el apoyo intergeneracional, en primer lugar de los padres/madres hacia los jóvenes cuando estos más necesitan ese apoyo o más adelante en su edad adulta, y al revés cuando los padres más necesitan los cuidados de los hij@s frente a la dependencia que aparece en la vejez.
Cuando la salida de un/a hij@ da rienda suelta a la tristeza abrumadora , el tratamiento es definitivamente necesario. Hable de sus sentimientos con su psicólogo lo antes posible. Es casi seguro que podría utilizar los consejos del psicologo para darle más perspectiva a las cosas que está viviendo.
¿Qué hacer si la tristeza le supera a usted o a su pareja, familiar/amig@?
Mientras tanto , los amigos son fundamentales para que le presten ayuda y apoyo, debe no culparse a sí mismo y ser positiv@ con usted mismm@. Vamos a enumerar algunas cosas prácticas que le ayudarán a sentirse mejor. Por ejemplo :

  • Es importante aceptar el hecho. Siempre lo hemos dicho. La aceptación del problema de conforma como algo trascendental. Asumir que l@s hij@s se van, pero que queda un espacio propio para disfrutarlo y hacer cosas nuevas.  
  • El tiempo y la energía que usted dirigió hacia su hij@ ahora se pueden emplear en diferentes áreas de su vida. Este podría ser un momento oportuno para volver a explorar aficiones, deportes, actividades artísticas, de ocio o actividades profesionales que antes no había podido realizar.
  • Potenciemos el reencuentro con nuestra pareja, con creatividad. Llenemos de dialogo, relaciones amorosas y sexuales este reencuentro.

  • También tenemos que pensar que es un tiempo distinto y que tenemos que adaptarnos a su nuevo papel en la vida de su hij@. Muchas veces se puede contribuir a tensar las relaciones de pareja de los hij@s. Es muy conocido el "reproche" de un miembro de la pareja a otro porque sus padres se inmiscuyen en la vida de la pareja recien constituida. El haber sabido trabajar el espacio propio y la independencia desde que se comienza a establecer una relación padres/hijos de respeto a ese espacio ayuda a mejorar esta clave.

  • También hemos de adoptar un nuevo rol e identidad como padres. La relación con su hijo puede ser más agradable.Puede haber más dialogo entre adultos, entre "iguales", con puntos de vista ya no tan ligados a la supervisión y al control, sino más bien a la complementariedad y la diversidad de opiniones y puntos de vista. 

  • Y, relacionado con lo  que deciamos anteriormente, es muy importante acostumbrarse a dar a sus hijos más privacidad (son frecuentes y fuentes de conflictos la irrupción en su vida, sin que él se lo pida) .
    Abandonemos el "me da miedo" como de feliz pueda estar siendo..., el que lo reconozca como una persona independiente... porque ya lo es y tiene derecho a equivocarse.  
Los expertos sugieren que se vaya realizando una preparación del "nido vacío" , mientras sus hijos siguen viviendo con usted. Desarrollar una vida rica de amistades, aficiones, trabajo y oportunidades educativas ayuda mucho a afrontar esa etapa. Haga planes con la familia , mientras que todo el mundo está todavía bajo el mismo techo, es más fácil ir planificando oportunidades para que no tengas la sensación de haber perdido el tiempo: Hacer un plan vacaciones de la familia, las largas charlas en familia, tomar tiempo libre del trabajo para dedicarlo al ocio... Y hacer planes específicos para el dinero adicional que ahora también surge, el así como tiempo y el espacio que estará disponible cuando los niños ya no dependen de ti y que ahora viven en el hogar.
Tiempo para crecer  
Esta “liberación” de estar siempre pendiente de los hijos puede transformarse en un tiempo para crecer. La mediana edad es un tiempo especialmente propicio para el desarrollo de actividades que antes no podían realizarse.
Disponer de más tiempo y de más experiencia facilita que cada uno puede encontrar la manera de involucrarse en otras actividades. Retomar viejos hobbies o adoptar nuevos, empezar a practicar un deporte o ir al gimnasio, participar de grupos de interés común o en actividades de ayuda social (Asociaciones u ONGs) puede ser una manera de darle un nuevo sentido a nuestras vidas.
Sindrome del "nido lleno"
Ahora, en estos tiempos, está apareciendo también otro fenómeno a la inversa. Fenómenos como por ejemplo la crsis económica y la llegada de suituaciones de paro a muchas familias  el aumento de los divorcios (España por ejemplo ya tiene cifras similares de divorcios y nuevos matrimonios) o ambas cosas, estan haciendo que muchos hij@s retornen al ambiente familiar para intentar sobrellevar la nueva situación. Esto provoca también determinados sentimientos de frustración y/o fracaso a las familias en general y a las personas que tienen que volver en particular. La autoestima sufre un deterioro importante. Lo mejor en estos casos es saber que la situación es transitoria y ponerse a buscar salidas para retornar a la independencia cuando se pueda. Revivir situaciones anteriores y volver a una relación paterno/materno filial siempre se antoja cuanto menos complicado, pero ya dedicaremos otro capítulo a ello.      
Pedir ayuda es normal
Por supuesto que hay personas a las que todo esto les resulta más difícil y precisan de ayuda. Esto no es algo vergonzante ni terrible: es algo propio de la condición humana. Pedir ayuda psicologica hoy en dia es algo bastante normal y en pocas sesiones puede recuperarse.Muchas miles de personas lo hacen y después se sienten muy satisfechas ya que no sólo ha sido quizás el tratamiento específico que han seguido para este problema sino que además las técnicas aprendidas le han sido útiles para otros.
No tenga miedo de pedir ayuda, ya sea de su propia pareja, familiares, amigos, grupos de apoyo o terapeutas profesionales. No es fácil redefinir los objetivos de vida cuando se atraviesa la madurez y siempre es bueno tener alguien que nos sepa escuchar y a la vez que pueda darnos un consejo.
En caso de personas viudas o separadas, de mayor edad, puede hacer otras actividades que nunca ha hecho: Por ejemplo adoptar una mascota puede ser una manera de canalizar angustias en algo positivo. Si usted es una de esas personas que siempre quiso tener un perro o un gato pero no tenía tiempo para cuidarlas o espacio para que estén cómodas (o simplemente nunca se animó a tenerlas), ésta es su oportunidad. No quiere decir que esté sustituyendo a su hijo/a, sino que desarrola un hobbie y llena con el parte de su tiempo libre. A mucha gente le ha funcionado. En otros países se ha experimentado incluso con mascotas virtuales o pequeños "robots-mascota" que ha dado resultado excelente, sobre todo a personas con mas edad.  
Por último, tenga en cuenta que la relación con sus hijos no se terminó, sino que se modificó, y por tanto también es una oportunidad para enriquecerla haciendo otras cosas y compartiendo puntos de vita sin la misma responsabilidad, sin tener que mantener el status anterior.
Nuevas formas de comunicarse: aproveche las redes sociales
Diria Enrique Dans que este es un buen ejemplo donde el uso de las redes sociales está más justificado. Busque nuevas maneras de estar permanentemente en contacto con ellos, ya sea por teléfono, sms, carta, o aprovechando las nuevas tecnologías de Internet, hacerlo a través de Facebook, Twitter, Tuenti, abrir un canal en Youtube para colgar los videos que quieren compartir o una galeria de fotos en Flicker/Picasa , o el uso de cualquier otra red social (http://guadalinfo.es/) puede ayudarle, además de las herramientas tradicionales de TIC  (correo electrónico, chat, programas de mensajería instantánea, etc.). Intercambiar esta información hacerlo a través de las redes y en tiempo real los acerca tambien más a usted. Las generaciones más jóvenes utilizarán este sistema de comunicación de forma natural, por lo tanto familiarizarse con ellos les ayudará a estar más cerca.

Si conoces a alguien que haya pasado o este pasando este problema, si eres tú y quieres contarnos tu experiencia para que ayude a otras personas, haznos tu comentario... Mucha gente como tu comparte esta información y le ayuda a mejorar su situación, además de enriquecer su conocimiento sobre este tema.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Yo estoy intentando superar el síndrome del nido vacío y es realmente difícil pues pertenezco a una genración educada en unos valores que hoy día han cambiado mucho. Antes, cuando los hijos se iban de casa, enseguida venían los nietos, con lo que pronto se rellenaba de nuevo ese nido vacío, pero ahora los hijos se van de casa pero no hay con qué rellenar ese vacío que dejan. Además, en mi caso concreto, uno se ha ido a un país nórdico, otro a Alemania y un tercero a México, sí ya sé que existen las nuevas tecnologías, que además domino, pero al principio se conectan todas las semanas, y después se van alargando cada vez más las conexiones, porque viajan, porque no tienen tiempo, porque se han quedado sin internet, etc., y el resultado es que cada vez nos comunicamos menos. Su filosofía de vida es viajar y conocer mundo, porque dicen que hay que aprovechar el presente y que lo que no hagan ahora a lo mejor ya no pueden hacerlo nunca.
Yo, por un lado los entiendo, pero pienso que para eso están las vacaciones, no hace falta quedarse a vivir en cada país que se quiere conocer, pero para ellos eso no es suficiente. Estoy intentando reincorporarme a la vida laboral, pero tengo 53 años y aunque me falten casi 15 años para la edad de jubilación, me dicen que ya no estoy en edad de trabajar, ni me responden a muchos curriculums, con lo que siento que ya no formo parte de esta sociedad.
Me levanto por las mañanas y pienso en todo el día por delante sin tener nada que hacer y me dan ganas de volverme a meter en la cama, mi única ocupación es sacar al perro, pero me desespero de sentirme llena de energía y no poder utilizarla. He probado con cursos de manualidades, pintura, baile, etc., pero no me llenan, eso son distracciones, ocio en definitiva; yo neceistaría un nuevo proyecto de vida. Después de casi 30 años cumpliendo un papel, de repente eso se ha acabado y no encuentro la forma de reemplazarlo con otro proyecto personal, también he hecho voluntariado, pero sigue siendo un paréntesis en mi vida vacía.
He recurrido a ayuda psicológica, pero no me ha servido. Me aconsejaban que saliera, que redecore la casa, que busque en las redes sociales, pero la verdad es que ya estoy harta de ir a museos, ir de compras, etc., necesito algo más profundo.
En fin, si alguien con su experiencia me puede ayudar a encontrar un sentido a mi vida a estas alturas en que siendo todavía joven mis 3 hijos se han ido tan lejos, lo agradeceré.

Anónimo dijo...

A mi madre le acaban de diagnosticar síndrome del nido vacío...tiene una depresión de caballo. Después de llevarla a varios psicólogos, hemos acabado llevándola a un psiquiatra porque necesita medicación, las palabras no la ayudan en nada. Siempre ha sido una mujer luchadora, trabajadora, nos ha dado lo mejor de sí misma, ha vivido por y para nosotros, nos ha querido demasiado... Hace varios años que mi hermana y yo salimos de casa, nunca nos podíamos haber llevado a imaginar que pasaríamos el infierno que estamos pasando. Una operación y su posterior post-operatorio ha sido el desencadenante de lo que llevaba dentro guardado.
Nuestra madre lo es todo, hemos sacrificado muchas cosas a lo largo de los años para tenerla contenta y no darle disgustos y ahora sufrimos las consecuencias... Se siente sola, vacía, que no sirve para nada,... aunque tiene la compañía constante de mi padre. Está todo el día llorando, angustiada, ha adelgazado muchísimo, está irreconocible. Lo peor de todo es que nos sentimos culpables. El psiquiatra dice que en nuestra actitud y en la toma de medicación está su recuperación. Nos ha dicho que no hacemos bien llorando delante de ella, no podemos explicarle lo que le está pasando, no podemos llamarla más de una vez al día, no podemos consolarla, tenemos que distanciarnos emocionalmente,....ya que sino sólo la aliviamos momentaneamente y al rato volvería a caer en su pozo. Es tan difícil cuando es precisamente lo que nos reclama: atención, afecto, compañía... se nos está partiendo el alma con esta situación.
Para no pasar por esto hay que marcarse metas en la vida, tener inquietudes, más aficiones, pensar que hay que criar y dejar volar a los hijos, no se les puede estar dirigiendo la vida aún siendo adultos,... Como bien me dijo una psicóloga "los hijos han de ser las ramas del árbol que son los padres" y nunca éstos han de ser "el tronco" y sus padres las "ramitas".

Anónimo dijo...

Hola como están, mi situación es la siguiente, tengo 29 años, soy la hija menor de hecho, mis padres tenían 40 años cuando nací. Vengo a ser la que se ocupo de todo, mi hermana que me lleva 13 años se caso a los 21. Actualmente vivo sola con mi madre ya que mi papa falleció. Tengo una vida triste, estoy enamorada tengo un novio que me adora, pero mi madre me hace escenas y berrinches cada vez que salgo con el y vuelvo a la madrugada, me parece que tengo 30 años soy profesional, y bastante responsable como para saber que hago con mi vida. Ella reclama que la dejo todo el día sola porque me voy al trabajo y que a la noche también. Yo paso todos los fines de semana con ella, la llevo a pasear cuando puedo, a hacer compras todo. Pero no se que mas hacer. No quiere ir a un psicólogo pero no aguanto mas que sean las dos de la madrugada y este parada al pie de mi cama diciéndome que soy una mala hija, que no tengo vergüenza, que cada día que pasa me arruino mas. No me quiero ir a vivir sola porque creo que eso arruinaría su vida, que debo hacer?

Anónimo dijo...

Te recomiendo sinceramente que en cuanto puedas te vayas a vivir a otra parte. Si es posible cerca de tu madre, pero aparte. En mi familia hay una situación similar con una tía que ahora tiene 45 años y es soltera, sin pareja, ni hijos y muy amargada, todo porque mi abuela siempre le ahuyentaba a todo el que se le acercaba, le armaba (aún hoy)unas escenas porque llegaba tarde, porque la llamaba algún hombre...la pobrecilla tuvo la mala suerte de ser la tía menor y la mala suerte también de no haber sido capaz de hacerle entender a mi abuela que es ley de vida que los hijos se vayan de casa y de que ella debía aprender a utilizar su tiempo de otra manera.

Anónimo dijo...

Realmente tiene razon debes hacerle entender a tu madre que eso es lo que quieres y que tiene que entender que ya eres mayorcita.... y que pronto te iras de la casa. Mi novio tiene una madre que tiene ese sindrome del nido vacio y hemos tenido muchisimas peleas por culpa de eso... es una mujer que siempre a tenido todo controlado y sus hijos a su lado pegados como lapas y ahora su hija mayor se ha ido,se a casado y a tenido un hijo y vive algo lejos... y ella entonces le reclama a su hijo mediano de 23 años (mi novio) mas atencion y cariño... a veces nos da la impresion de que ella quiere tener la misma relacion con mi novio que tengo yo, la verdad esq a mi me da repeluz y es mas he llegado a rechazar a mi novio despues de que su madre... le de besos en la espalda, en el brazo, en el cuello...como los que le deberia dar yo. Me trabaja mucho mentalmente eso que hace como si fuera su amante y delante mio.
Lo peor es cuando dice que el la tiene abandonada y que ella le necesita...¿? Pero nosotros pasamos tiempo con ellos muchisimo pero me da la impresion de que ella lo que quiere es que su hijo este encima de ella como cuando era pequeño (era muy mimoso al contrario que sus otras dos hijas). mi novio a hablafo mucho con ella de que tiene que aceptar que ha crecido y que ahora esta conmigo que ella nunca dejara de ser su madre y que le sigue queriendo pero como lo que es su madre y qur siempre sera su hijo.... es mas yo no quiero que se peleen es su familia y su madre lo unico que quiero es que nos deje vivir tranquilos sin meterse en nuestra vida, sin que quiera saber cada segundoi donde estamos, sin que le un mareo y ansiedad cuando no sabe donde estamos y no le contestamos porque estamos ocupados o disfrutando de nuestra vida en pareja.
Es mas ha llegado a reconocer delante nuestro que se quiere mas a los hijos que a su pareja... que cuando tienes hijos el marido queda en un segundo plano... y eso es lo que hace con su marido. Siempre me da indirectas de que el amor de una madre a un hijo es incondisional mas grande y mas importante que el que le puede dar una pareja, Claramente se quiere comparar conmigo.. cuando el amor de una madre y de una pareja no se puede comoparar porqur son distintas formas de querer ( en mi opinion). Yo quieto estar el resto de mi vida cob el, casarme, formnamr nuestra propia familia, viajar, envejecer juntos, cuidar de el y que cuide de mi, darle todo mi amor y ser correspondida. No que su madre este cada 5 min llamandole o mandandole mensajes para saber que hace y si esta bien... le hemos dicho muchas veces que si nos llegara a pasar algo la llamariamos... pero nada
Yo estoy de acuerdo en que esta deprimida, muy triste, y se siente sola pero debe apoyarse mas en su marido porque su hijo para su desgracia ya ha crecido y esta tomando las riendas de su vida, y sin apartarla de ella...

Anónimo dijo...

Yo solo quiero comentar mi caso por si me ayuda a mi mismo a superar este mal trago.
No es que mi hija se valla de casa, porque ella vive con su madre. Pero es que me acostumbre a la rutina de verla todos los fines de semana, y eso esta cambiando. Creo que se ha enamorado, y eso se nota. Lo peor es que vivimos en otro pais y el chico esta en España, que es donde esta mi madre, su abuela (la de mi hija), y se quiere ir de vacaciones para ahi todo Agosto. Ya estuvo 15 dias y no quiere quedarse aqui. Solo tiene 16 años y yo 55.
No pense que me iba a sentir tan mal, espero que se me pase pronto.