Donation Paypal Button

domingo, 18 de noviembre de 2007

COSAS DE CAMA: ¿Un tabú y/o un problema para la pareja?

Según el estudio sobre Bienestar sexual de los españoles, publicado por una conocida marca de preservativos, la mayoría de los españoles admite que el sexo es importante -el 67 por ciento- y que es beneficioso para la salud -el 81%-, aunque menos de la mitad -49%- afirma estar plenamente satisfecho con su vida sexual. Se pone de manifiesto el deseo de los españoles de probar actividades nuevas -el 54 por ciento- y la convicción de que la tranquilidad y la ausencia de ansiedad son importantes para garantizar una vida sexual satisfactoria.En este sentido, cuatro de cada diez cree que su vida sexual mejoraría si estuviera menos cansado o estresado, al 31 por ciento le gustaría tener más deseo sexual y al 27 por ciento poner más dversión en su vida amorosa.Las prioridades sexuales están cambiando, según la encuesta, que expone que los españoles reclaman más cariño y dedicación.Le gustaría pasar más tiempo con su pareja al 43 por ciento, cuatro de cada 10 quería saber cómo complacer mejor a su compañero y tres de cada diez quiere una relación con más amor y ternura.

Todavía, hablar de sexualidad produce inquietud, nerviosismo, vergüenza. Aún no tenemos una actitud abierta ante estos temas que, por otra parte, a todos nos afectan. Hay muchas ideas erróneas, muchos mitos sobre la sexualidad que interfieren mucho nuestras relaciones. La Comunicación en la pareja es fundamental en todo ello. Ver l capítulo de la comunicación en la pareja, pinchando a continuación: http://www.ayuda-psicologica.info/2006/11/la-comunicacin-en-la-pareja.html
Cada vez acuden más parejas a las consultas de los psicologos, la mayoría de ellas dicen que ya no se aman o desean como al principio, como cuando eran novios. Es como si el tiempo desgastara la relación o se perdiera el deseo sexual hacia la pareja. Esa aparente falta de apetito sexual es lo más frecuente. En el capítulo de la pareja abundabamos más en estos temas relacionados con la pasión. Pincha aqui y tendrás la información ampliada: http://www.ayuda-psicologica.info/search?q=La+pareja
Los problemas sexuales comienzan cuando falla la comunicación, cuando deja de haber palabras. Para que haya una buena sexualidad en la pareja tiene que haber armonía. A estos problemas, se va sumando una tensión emocional que va en aumento. Esta problemática relacional donde primero se refleja es en la pérdida del interés en las relaciones sexuales. En este ambiente, es frecuente observar a hombres y mujeres que castigan a sus parejas retirándoles las relaciones sexuales, el cariño, las atenciones, los besos…
El sexo se vive las 24 horas al día, no sólo en la cama... el otro debrá sentir que su pareja se intera por ella, que la mima, s algo que se da entre dos personas y es una relación que se da durante las 24 horas y los 7 días de la semana. Es lacomunicación lo que hace mejor o por el sexo.

¿Se necesita estar enamorado/a para hacer el amor?

Hacer el amor con la persona amada es lo ideal, lo más placentero, lo más bonito, para la mayoría de las personas. Pero esto no significa que ninguna relación sexual sin amor pueda aportar placer. Ya que una ausencia de amor no implica una ausencia de atracción física, ni una ausencia de compartir un momento. Aún sin amor, pueden existir sentimientos muy positivos que van a participar al placer sexual. Se puede decir que generalmente una mujer muy joven necesitará sentir más amor para tener una relación sexual que un hombre. Con el paso de los años, las cosas evolucionan y un hombre ira necesitando cada vez más amor para apreciar el placer sexual, mientras que una mujer sabrá apreciar cada vez más el placer sexual, aún sin amor. Y aún hay algo más: el amor puede complicar el placer. Cuando se ama, se puede tener miedo de no gustar, de no estar a la altura, de ser rechazado... Cuando hay menos cosas en juego, el placer a veces es mucho más simple. Aunque también es cierto que los mayores placeres son aquellos en los que el amor y la atracción sexual van unidos.
Lo sexual es el reflejo de la relación: si va mal el sexo puede ir mal la relación viceversa.
Está claro entonces que lo sexual en una pareja es el reflejo de la dinámica de la relación. El tiempo no desgasta el deseo sexual, sino que la relación misma va evolucionando con el tiempo, por lo tanto, el deseo y el amor también van a sufrir una evolución. Al principio de una pareja el sexo suele darse de continuo, a todas horas, es la novedad. Conforme pasa el tiempo, se vuelve algo más de la vida cotidiana.
El deseo no es sólo de carácter sexual. Es todo aquello que nos proporciona algún tipo de satisfacción y placer. Es lo que hace que las personas se muevan, tomen decisiones. Dentro de ese deseo se haya el deseo sexual propiamente dicho. Diríamos que hay deseos que satisfacen más que una buena relación sexual.


Las mujeres tienen un deseo sexual diferente al de los hombres

Las mujeres sienten un deseo sexual diferente del de los hombres, pero no se puede afirmar que sea menor. El deseo sexual femenino pasa menos por los ojos que el deseo masculino. Un hombre deseará a su mujer cuando la encuentra guapa, atractiva, cuando fisicamente le atrae. Una mujer encuentra un mayor deseo en las palabras que escucha, en las cosas que se le transmiten, en la inteligencia de quien le habla. Y es precisamente ahí donde surge el problema: en general, los hombres hablan muy poco y aún menos, cuando de lo que se trata es de decir palabras de amor. Por ello, el deseo femenino puede permanecer aletargado. Cuando un hombre sabe hablar a una mujer, ella puede sentir un fuerte deseo y durar durante años.

Y para que quede claro, no es que desaparezca el deseo en la pareja, sino que el deseo se pone en otras cosas. Con el paso del tiempo la energía de los deseos se ha puesto en otros elementos. Está claro sin embargo, que si no hacemos nada para estimular o despertar el deseo de nuestra pareja, ni atracción sexual ni interés mostrará hacia nosotros. Las relaciones hay que cuidarlas cada día, la sexualidad es un elemento más del vínculo entre esas personas. Cuando existe una buena comunicación en la pareja, el placer sexual suele tender a aumentar en una pareja, con el paso del tiempo. Muchas parejas de cierta edad, ya jubiladas, afirman que su sexualidad es mucho más plena que cuando eran jóvenes. En realidad, lo que cambia es la naturaleza del deseo. Es diferente y para seguir disfrutando de una vida sexual rica, hay que aprender a evolucionar, a aceptar el paso del tiempo, a comprenderse mutuamente y no solamente a dejarse llevar por un deseo hormonal a flor de piel. Es necesario un verdadero deseo encuentro y de intercambio. Esto permite conocer mejor los deseos del otro, responder mejor a ello, disminuir las incomprensiones...Al final, se podría decir que el placer en la pareja es algo a lo que hay que dedicar tiempo, a lo largo de los años que dura la relación. ¡Y ni qué duda cabe, que este trabajo merece la pena!

La vergüenza y el deseo

En muchas ocasiones es la vergüenza nos impide hacer cómplice al otro de nuestros deseos. No hay dos personas que gocen de la misma manera. En este sentido, para que haya buenas relaciones sexuales tiene que producirse una complicidad entre ambos.
Hay mujeres que obtienen más placer con los actos preliminares a la penetración, si su pareja no toma conciencia de ese detalle, con toda seguridad su pareja acabará teniendo problemas. Debemos poner atención en los gustos del otro. Sólo aceptando que somos diferentes podrá haber entendimiento y placer mutuo. Si cada uno va a su aire, lo más normal es que alguno quede insatisfecho.
Históricamente encontramos casos de hombres y mujeres que buscan fuera de sus parejas el tipo de relación sexual o actos que les hacen gozar, porque con sus parejas no se atreven a realizarlo. Un aprendizaje muy importante es saber que una persona puede asumir diversas funciones, madre, padre, mujer, hombre, amante, trabajador/a, compañero/a… En cada situación tenemos que mostrarnos distintos, por ello en la sexualidad tenemos que dejar al margen ciertas cuestiones morales, pues sólo sirven para inhibir.
Para llevarnos bien con los demás, primero tenemos que llevarnos bien con nosotros mismos. Por ello, tenemos que ser más tolerantes con nuestra manera de gozar. La sexualidad no es más que nuestra forma de relacionarnos con el mundo para la obtención de placer. Una sexualidad ampliada, más social que genital, permitirá al individuo un amplio abanico de satisfacciones, puesto que no siempre lo inmediato y rápido es lo más placentero. Hacer el amor con las palabras es lo propiamente humano.


La negación a hacer una práctica sexual

Las personas piensan que el "negarse a hacer una práctica sexual puede hacer que la persona acabe cansandose de ella"... Cuando se quiere a alguien, se deben escuchar sus deseos y tratar de comprender. Pero escuchar, comprender, no significar tener que adoptar todos sus deseos. Es perfectamente normal que dos personas distintas no tengan los mismos deseos. Y es fundamental para la pareja respetar las diferencias. Ahora bien, si tu pareja desea hacer algo que no es realizable para ti, es muy importante que digas no. Lo ideal sería preguntar " explícame porqué es importante para ti." Y después, "lo comprendo, pero es no, a mi no me apetece y no tengo tus mismos deseos". Si alguna vez aceptas hacer una práctica sexual que no te conviene, que te repugna o que no te gusta, acabarás agrediéndote a ti mismo/a, faltándote el respeto. Y no te sentirás bien. En cuyo caso, tu pareja tampoco podrá respetarte, por la sencilla razón de que tú no te respetas a ti mismo/a. Y no se puede amar a alguien que no se respeta. Por ello si dices que sí a todo, si aceptas todos sus deseos aunque vayan en contra de tus principios y tus gustos, es muy posible que la relación se acabe resistiendo.

El sexo es muy importante en la pareja, pero no lo único

La sexualidad es útil, beneficiosa, agradable, positiva en la pareja. Pero no representa lo esencial. El sexo es un modo de comunicación, como la palabra, los gestos, los escritos, los actos... La sexualidad es una manera privilegiada e íntima de expresar los sentimientos, el deseo de estar cerca del otro y mucho más cuando se le da la exclusividad a la pareja. Entonces, se convierte en un canal privilegiado de intercambios. La sexualidad suele ser la imagen de la pareja, de lo que es realmente la pareja. Cuando una pareja va mal, la sexualidad rara vez va bien. Pero cuando una pareja va bien, la sexualidad suele funcionar bastante bien. Por tanto, se podría afirmar que la sexualidad es un fiel testigo de la salud de la pareja. Sin embargo, la sexualidad puede pasar a ser un enorme problema, sin afectar a la pareja en su esencia. Una pareja puede sentirse muy unida, muy próximos el uno de otro, con una sexualidad muy difícil, como por ejemplo, en caso de enfermedad grave. También puede ocurrir que la sexualidad funcione bastante bien, mientras que la pareja se está destrozando. En cuyo caso, el entendimiento corporal persiste, aunque la relación se esté rompiendo.


El ritmo normal de las relaciones sexuales en la pareja

Sobre este tema siempre ha habido controversia...y ha sido frecuente utilizar el humor incluso para ridiculizar determinadas sitaciones. Hay quien piensa que cuantas más relaciones sexuales se tengan en la pareja mejor. Una vez al dia, tres veces en semana..., sobre esto hay mucho mito y mucha hipocresia social. Cuando alguna compañia de preservativos publica su encuenta anual nos damos cuenta que los mitos se nos caen. Un 72% de los españoles practica el sexo al menos una vez a la semana y, al margen la frecuencia, un 74% suele hablar con su pareja sobre cómo prefiere intimar.
La realidad es que no existe ninguna norma de la naturaleza en la materia. Solamente se puede hablar de media, en cuyo caso, conviene recordar que en una media, las diferencias pueden ser muy importantes. La media se sitúa - en función de las declaraciones (verdaderas o no) - levemente por debajo de 3 relaciones sexuales por semana. Algunas parejas hacen el amor todos los días, incluso varias veces al día, durante toda su vida y otras sólo una vez por semana, e incluso una vez al mes. Nadie es normal o anormal, simplemente existe quien conviene o no a tal o tal pareja. Lo esencial, es que los dos miembros de la pareja estén satisfechos. Por otra parte, también es muy frecuente que una pareja pase por periodos de intensa sexualidad, seguidos por periodos mucho más tranquilos, o incluso de calma total. Es perfectamente natural, cuando una relación dura años. A demás, la frecuencia de las relaciones sexuales sólo es una cifra. Y no suele dar idea de su calidad. Casi vale más hacer el amor una vez cada 15 días, durante varias horas y de manera muy sensual y satisfactoria, que unos minutos todos los días... El tiempo que se dedica al sexo es mayor cuanto más joven se es y más nueva es la relación: los jóvenes de entre 16 y 24 años dedican 24 minutos al acto, mientras que los mayores de 55 sólo destinan 12 minutos. La calidad de la relación tambien tiene que ver con el tiempoque le dediquemos. Una vez más, todo esto depende de los gustos de cada uno.

Informarnos más sobre las relaciones sexuales , sobre nuestra sexualidad !es saludable!. Contra las disffuniones sexuales la información es la mejor ayuda

Según la encuesta anteriormente referida uno de cada dos españoles considera que su vida sexual no es tan excitante como le gustaría. Un 49% encuentra que su vida sexual es apasionante y el 51% dice que falta variedad entre las sábanas. Para más iformación pueden ver el estudio al completo pinchando aqui: http://www.durex.com/es/sexual_wellbeing_index.asp?intMenuOpen=10.

Por eso es tan importante estar informado. Es el mejor antidoto para prevenir las disfunciones sexuales. Cuando una persona presenta la disfunciones que reflejamos a continación es absolutmente necesario y conveniente que se ponga en manos de un profesional de la psicología que les ayude a resolver el problema. Su cronificación dficultará la solución. Cuanto antes se pona en tratamieno mejor pronostico tendrá. Los trastornos a los que nos referimos son:
  • Anorgasmia.
  • Trastornos del deseo sexual: Falta de apetito sexual/Exceso de apetito.
  • Eyaculación precoz.
  • Vaginismo.
  • Dispaneuria.
  • Tratronos de la exitación sexual: Erección en el hombre y excitación en la mujer.
  • Parafílias
Ponemos a vuestra disposción un video educativo sobre las relaciones sexuales, que habla del clítoris, del punto G, de la falta de erección /impotencia, de la Viagra ...y de todo aquello que pudo audarnos a conocer mejor nuestra sexualidad, por parte de cientificos/as muy prestigiosos/as. Te invitamos a verlo....
A continuación os daremos una serie de consejos muy básicos que nos atravemos a dar para mejorar las relaciones sexuales en la pareja y que ayudarán a mejorar las relaciones de aquellas personas con dificultades. Si bien las personas que tengan algunos de os trastornos referidos anteriormente deen consultar c un especialista en el tema y tratar su caso de forma específica:

1.- Aceptar tu cuerpo y tu físico: Tenemos nuestros pequeños o grandes complejos, pero no por ello vamos a recordarlos permanentemente.Si tu pareja está contigo en ese momento quiere decir que le gustas por algo, así que deja de esconderte tras una ropa y no cortes la respiración para esconder la barriguita! Cuanto mejor te sientas con tu cuerpo, más disfrutareis del momento los dos. No haclo dificult mucho una relación sana.

2.- Aprende a excitar a tu pareja: Tomaté tu tiempo...de lo que se trata es de aumentar el deseo… y eso está al alcance de todos/as. Tiene que ser una invitación al placer que le haga perder la cabeza. Todo empieza cuando el gesto más mínimo es una promesa de placer intenso.

3.- Disfrutar con los cinco sentidos: vista (no apagar la luz..salvo por algún juego), tacto....., gusto, olfato y oido. Todos son muy importantes en la sexualidad.

4.- Descubre sus zonas erógenas: La mujer y el hombre no se limitan a su sexo y poseen numerosas zonas erógenas (puntos anatómicos que una vez estimulados, provocan una excitación sexual). De hecho ambos se suelen quejar que no nos ocupamos lo suficiente de ellos. Aprende a conocerlos para explorarlos mejor. No olvides poner en práctica ciertos verbos para excitarle: besar, acariciar, mordisquear,… Los labios, el cuello y para algunos las orejas pueden transformarse en auténticos detonadores de placer. Tampoco hay que olvidar el interior de los muslos donde la piel es muy fina, los pezones… y sus nalgas –que nos encanta mirar- también merecen que nos ocupemos de ellas...

5.-Aprende a expresar los deseos y el placer. Una estimulación que anime a tu pareja… y que le llevará también hacia el camino de tu éxtasis. Para los/as más tímidas, los suspiros de satisfacción y los susurros con las indicaciones: “por aquí, un poco más abajo, más arriba, si ahí…” ya supondrán un gran paso. Los/as más atrevidos/as serán más específicos/as con sus indicaciones. Una vez que entres en el juego, te sentirás menos inhibido/a y te sorprenderás a ti mismo/a utilizando palabras subidas de tono. Los dos tenéis mucho que ganar, él/ella se sentirá halagado/a y se animará cada vez más. Son muchos los que admiten que les excita cuando su pareja utiliza palabras muy directas o con los gemidos de satisfacción de un/a hombre/mujer. No pierdes nada, al contrario, le enseñarás lo que realmente te excita. Siempre es mejor evitar dar órdenes, podrían bloquearle. Además todo depende de tu pareja. Si es un/a romántico/a que utiliza palabras tiernas, podría chocarle tu léxico, demasiado crudo para sus delicados oídos.

6.- Haz que gane en confianza durante la relación: la inseguridad es una mala compañera en la cama.

Al contrario de la imagen que pueden dar algunas veces, hombres y mujeres tienen dudas sobre su comportamiento en la cama y pueden quedarse bloqueados ante una experto/a sexual. Necesitan sentirse en confianza. Es bueno demostrar a la pareja que es el único objeto de tu deseo y es el único ser en la Tierra que te excita hasta ese punto. Dile cómo te gustan sus caricias y ciertas partes de su cuerpo. Es importante que sepa que le valoras por cómo es. Ser demasiado directo/a no sólo puede asustarle sino que además puede provocar que la relación sexual sea rápida y deje una sensación de frustración, como muchas personas manifiestan cuando deciden afrontar un problema sexual en la pareja. Aprende a tocar con delicadeza y no pongas de entrada la mano directamente en su sexo. Todo el mundo necesita un acercamiento con suavidad. Acaricia delicadamente su pelo, su nuca, su manos o sus caderas para empezar...

7.- Tomar la iniciativa: Siempre hay un miembro de la pareja que se queja a menudo que suelen tener que dar el primer paso cuando se trata de relaciones sexuales. Les gustaría que el otro tomase más a menuno la iniciativa. Así que lánzate y dale a entender que te apetece hacer el amor. A veces una mirada y una sonrisa cómplice es suficiente para pasar el mensaje. Pero a veces hay que ser un poco más explícito/a. Un “tengo ganas de ti”, susurrado al oído mientras estáis cenando en casa de unos amigos, un SMS tórrido cuando esté en el trabajo, unas manos que se pasean por zonas sensibles cuando estáis viendo un programa aburrido en la tele… No olvides los buenos efectos de un beso largo, profundo y apasionado. Es el primer paso antes de alcanzar la promesa del éxtasis. Pero tambien hay que saber elegir el momento antes de tomar la iniciativa. Si está delante de la tele viendo un programa que le interesa, déjalo para otro momento… Lánzate cuando sientas que esté receptivo/a, tranquilo/a y sereno/a.


Pincha este video, de escenas de cine europeo....promoción de l unión Europea, sobre las diversas formas y lugares en las relaciones....


Ahora es tu turno, participa! Cuentanos tus dudas, tus dificultades o tus satisfacciones con tus relaciones sexuales. Tus comentarios serán de gran ayuda....Escribenos un post...

8 comentarios:

Yasmine dijo...

Me ha gustado el último tema publicado sobre la Sexualidad; leyendo este artículo puede ser que un@ se haga más consciente de las cosas del día a día, el cambio que experimentamos en nuestro desarrollo personal, y con el las relaciones sexuales, tanto por edad, experiencia, maduración personal y ciclo temporal que vive la pareja (en su caso). No obstante, muy a mi pesar, la idea del amor Romántico y la sexualidad, con el aparejada, para toda la vida, en muchos casos se convierte más en una imposición personal (cultural y educacional) que en un verdadero modo de proceder, Fiel, Consecuente, Leal... Y entonces ...¿Qué hacer cuando amamos a nuestra pareja, nos gusta su SEXO, odiamos la idea de imaginarla en brazos de otra persona, compartimos momentos de Felicidad, existe una Filosofía de vida común aproximada, Valores similares, un Proyecto Vital que ilusiona y constituye gran parte del Motor de cada día...Y SIN EMBARGO...INTERMITENTEMENTE aparecen deseos y caprichos con distinta valencia ( vital) que irrefrenablemente a determinadas personas nos cuesta obviar?
¿Es una cuestión de OPORTUNIDAD?
¿Personas inconscientes, EGOISTAS?
¿MENTES CALENTURIENTAS?
¿OJOS QUE NO VEN CORAZÓN QUE NO SIENTE?
…Y SIN EMBARGO…en lo más profundo de nuestro ser sabemos que son momentos que podemos pasar por alto sin que nuestra vida se vea alterada, así que, dígame, Psicólogo, si cree usted que es preferible mantenerlos en nuestra sexualidad íntima, la individualidad de cada uno para con nosotros (MASTURBACIÓN). Me hubiese gustado que escribiera sobre ello, esos momentos de goce individual que nos acompañan en el devenir de nuestras vidas.
Por otro lado, cómo encontrar un indicador pronóstico de que nuestra vida sexual se halla estancada,… frecuencia, calidad, comunicación…parámetros simples y ambigüos…SOMOS COMPLEJOS, POR FORTUNA, UN@S MÁS QUE OTR@S…
LES DESEO EN ESTA SEMANA MÁXIMO GOCE A TODOS LOS LECTORES!!!

Derain dijo...

Que he llegado por casualidad y la verdad es que tienes una página buenísima.
Te enlazaré.
Saludos.
Pd.: Me he leído tu último artículo completo. Muy bueno.

ariminerva dijo...

Desde mi experiencia, válida o no de 26 años de matrimonio, quisiera lanzar un grito de alarma sobre las relacciones desequilibras en cuanto a deseo e intenciones de índole sexual.
Personalmente, he pasado por alto problemas básicos de mi pareja, atnetando contra mi propia dignidad como persona con todos los derechos como tal. He cedido al chantaje emocional a práticas que no se han llevado a cabo, por que mi cuerpo-espíritu no las ha aceptado. Hago referencia, para ser más explícita a relacciones extramatrimoniales mediante pago, que jamás he llevado a cabo, hundiéndome en la más mísera mentira, sin que él sospechase de tal engaño. Aún a día de hoy me veo obligada a repitarlas una y otra vez con el único motivo de que él se excite.
Queda más que claro y evidente que un grave problema pululaba desde siempre. Cobardia? Falta de autoestima? Generosidad mal entendida? Las causas ya no importan. Sí lo hace el lacre marcado a fuego en mi alma, y en mi sexualidad. Jamás nada será igual. La pareja quedó tocada de muerte.

Merece la pena????. Les adelanto la respuesta. JAMAS MERECE LA PENA.
Ante un desequilibrio de intenciones, de ternura y comprensión, ha de tomarse remdio de inmediato. La factura a pagar es excesiva. La hipoteca irresolube.
Aún así un canto a la esperanza de nuevas generaciones, de nuevas relacciones, siempre desde el equilibrio, la sensatez y el buen hacer.

Una felicitación por la fotografía en que una mujer se ve envuelta en papel manuscrito. SI , LAS MUJERES NECESITAMOS DE LA PALABRA.

Una desengañada, que quiere cantar a la vida.

Anónimo dijo...

vaya! me gusta este artículo! Sin Censuras! aplaudo por el!

ariminerva dijo...

Desde mi experincia de 26 años de matrimonio, quisiera hacer llegar el grito de alarma sobre relaciones desequilibradas sexualmete hablando. Personalmente he quedado marcada por experiencias a todas luces tormentosas, en la que la más míser de las maentiras ha sido mi única salida. Mi cuerpo. espítu, llámenlo como deseen no aceptó la relación sexual pagada con terceros. Hecho, que él jamás conoció, y que a día de hoy he de repetir hasta la saciedad con el único motivo de que consiga un excitación.

Vale la pena? Falta de autestima? Generosidad mal entendida?. Me adelanto a la contestación, o contestaciones. NUNCA VALE LA PENA. NUNCA HIPOTECAR LA SALUD MENTAL ES VÁLIDO. Siempre ambas partes han de estar de acuerdo, y si existe una disfunción o patología, denomínese como se quiera, ha de contemplarse por adelantado.

Una desesperada, desencantada, y con ganas de cantar a la vida.

Anónimo dijo...

Ceo que este blog es uno de las mejores coas que me han pasado. La verdad que me está sirviendo mchisimo enmi vida. Gracias por darme tanto por tan poco. Menos es más. Siue así, por favor.

Psicólogo dijo...

Muchas graciasa todos/as por vuestros comentarios...

Anónimo dijo...

Hola pregunto, es normal que mi novio de 30 años tenga q ver paginas pornos en internet todos los dias??? según el dice que solo las mira que no se masturba. Me molesta, pensé que ese era un acto de soltero que lo iba a suprimir el día que conviviera conmigo. Yo no tengo problema en ver peliculas porno con él, pero no entiendo porque tiene que hacerlo cuando yo no estoy. Gracias vuestra pagina es la mejor!!!!